[FOTOS Y VÍDEO] Ley de Esclavitud Juvenil: Estudiantes técnicos contra perdigones policiales

Entre el humo de las bombas lacrimógenas y los disparos de las escopetas de perdigones del GIR (Grupo de Intervenciones Rápida) de la Policía, cientos de estudiantes de institutos técnicos y demás jóvenes protestaron ayer jueves por la noche en las calles del centro de Lima contra el Proyecto de Ley 1215/2016-CR, más conocido como Ley de Esclavitud Juvenil.

Más de una veintena de jóvenes detenidos y heridos por ambos bandos fue el resultado de una protesta que empezó siendo pacífica, pero que terminó en un abierto enfrentamiento entre estudiantes que defendían sus derechos y los policías que intentaban impedirles manifestarse abriendo fuego indiscriminadamente, al igual que la protesta de la semana anterior.

Las hostilidades ya eran notorias incluso desde antes de comenzar la marcha, cuando los efectivos uniformados arbitrariamente detuvieron a un manifestante en el punto de concentración, a quien habrían obligado a firmar aceptando que portaba elementos peligrosos para la manifestación. Desde luego, no contar con el supuesto permiso para protestar fue la excusa para que los escudos antidisturbios impidan que los estudiantes se movilicen. También se desplegaron una cantidad inusitada de policías vestidos de civil llamados ternas, quienes no dejaban de grabar a los manifestantes.

Entretanto, las discrepancias entre las bases de la recientemente creada Coordinadora de Estudiantes Técnicos y la izquierdista FEP (Federación de Estudiantes del Perú), controlada por el partido político Patria Roja, se hicieron cada vez más evidentes en torno a la organización y protagonismo de la protesta.

Como es de público conocimiento, la llamada Ley de Esclavitud Juvenil o Nueva Ley Pulpín fue presentada por la congresista fujimorista Rosa Bartra  y aprobada hace una semana en la Comisión Permanente del Congreso, pero ante el apabullante rechazo popular, su eventual aplicación ha quedado en suspenso temporalmente. Dicho proyecto legal, que vendría a modificar la actual Ley 28518, o Ley Sobre Modalidades Formativas Laborales, contempla que los estudiantes de institutos trabajen hasta por tres años en empresas privadas sin recibir remuneración económica alguna, con la justificación de estar adquiriendo experiencia laboral.

Fotos de Jai G. y Alan B.

Redacción La Plaza

Colectivo de periodistas independientes que, sabiendo lo que nos espera, no tenemos reparo en enfrentarnos al excluyente sistema económico ni al represor sistema político.