[FOTOS Y VÍDEO] Que Se Vayan Todos: Entre bombas lacrimógenas y discordias por la vacancia

En medio de la brutal represión policial, cientos de jóvenes arengaron contra toda la clase política en medio de la avenida Abancay el último miércoles por la noche, en su intento por pasar la línea de escudos de los agentes del orden y llegar al Congreso para protestar, al grito Que Se Vayan Todos.

Si bien en un principio la movilización fue convocada por sectores más moderados y progresistas para oponerse a la vacancia del presidente Kuczynski y centrarse en rechazar a los representantes del fujimorismo y del aprismo, al igual que en marchas anteriores donde hubo mayor presencia de partidos políticos, la noche de ayer éstos fueron ampliamente rebasados por los estudiantes y jóvenes activistas de diversos movimientos sociales que llegaron para manifestarse contra todos los bandos políticos, tanto del Legislativo como del Ejecutivo, puesto que así como se encuentran implicados en el caso Odebrecht, también representan ambos el mismo modelo económico neoliberal, al cual consideran como causante de la espiral de corrupción y actual crisis política que vive el país.

Al inicio de la marcha, una maniobra de los militantes del izquierdista Frente Amplio, con su líder Marco Arana a la cabeza, quienes irrumpieron para colocarse a la cabeza de la marcha, provocó el rechazo unánime del resto de protestantes, lo cual se suma a las actuales críticas contra dicha bancada parlamentaria por la moción de  vacancia presidencial que presentaron en el Congreso hace una semana.

En el trayecto, la movilización coincidió con un grupo de fujimoristas que se hallaban apostados frente al Palacio de Justicia en un plantón, quienes fueron traídos en buses esa misma noche. Si bien se produjeron ciertos roces e intercambio de insultos, no hubo enfrentamientos con los manifestantes.

Al término de la protesta y pasados los enfrentamientos con los uniformados, a modo de colofón, también hubo tensiones entre los estudiantes de la Universidad Villarreal y las juventudes del partido de izquierda Patria Roja, puesto que los primeros los culpan de pretender acaparar el último congreso nacional de la Federación de Estudiantes del Perú (FEP).

Previamente, por la mañana, una docena de feministas protagonizó una protesta frente al Congreso, simulando estar fumigándolo de las ratas. Aunque fueron detenidas por la Policía y conducidas por a la comisaría, fueron rápidamente liberadas.

Todavía persisten fuertes discrepancias entre gremios estudiantiles y colectivos sociales más combativos y anticapitalistas que rechazan a todos los políticos y los quieren fuera del gobierno de una vez, y otras agrupaciones más socialdemócratas que defienden la institucionalidad y se oponen a una eventual vacancia presidencial, por considerarla un mecanismo que facilitaría la captura del Estado por el fujimorismo. Lo cierto es que la indignación ciudadana contra quienes ostentan el poder se acrecienta, lo que avizoraría futuras protestas más contundentes.

Fotos de Jai G. y Alan B.

Posts relacionados

Redacción La Plaza

Colectivo de periodistas independientes que, sabiendo lo que nos espera, no tenemos reparo en enfrentarnos al excluyente sistema económico ni al represor sistema político.