[FOTOS] Contra el Tribunal Constitucional: Furia ciudadana por la liberación de Keiko Fujimori

Miles de jóvenes y activistas abarrotaron las calles del centro de Lima ayer lunes por la noche, en una contundente protesta en rechazo a la liberación de la ex candidata presidencial Keiko Fujimori por una sorpresiva y polémica decisión del Tribunal Constitucional. Los agentes antidisturbios violentaron con fuerza a los manifestantes y a varios periodistas para impedirles salir a marchar y llegar a la sede del ente de justicia y también al local partidario de Fuerza Popular, siempre con la excusa de que la movilización no contaba con permiso.

Cabe recordar que en octubre del 2018 el conocido juez penal Richard Concepción Carhuancho dictó treinta y seis meses de prisión preventiva contra la lideresa del derechista partido fujimorista. Esto a pedido del también célebre fiscal Domingo Pérez, acusándola de lavado de activos durante su campaña electoral del 2016, ante un eventual peligro de fuga y obstrucción de la justicia. Luego la Corte Suprema rebajó la medida a dieciocho meses.

Ayer el Tribunal Constitucional resolvió el hábeas corpus presentado por la defensa de Keiko anulando la prisión preventiva, lo cual no la excluye del proceso judicial que continúa su curso. Cuatro de los siete magistrados del órgano de justicia votaron a favor de liberarla, entre ellos el presidente del mismo, Ernesto Blume, cuestionado por sus presuntos vínculos con el fujimorismo y por haber sido abogado de alcaldes acusados de corrupción. Asimismo, una de las magistradas que votó en contra de anulación de la sentencia, Marianella Ledesma, en setiembre pasado denunció que estaba recibiendo presiones para favorecer su liberación.

Otro de los miembros del tribunal que votaron por el cese de la prisión preventiva, Carlos Ramos, argumentó que la obstrucción de la justicia habría sido perpetrada no por la ex candidata sino por los miembros de su partido político, peligro que quedaría supuestamente neutralizado con la reciente disolución del Congreso. Precisamente el cierre del parlamento se originó la irregular y apresurada elección de jueces del Tribunal Constitucional por parte de los congresistas de la mayoría fujimorista.

Además de las acusaciones por los supuestamente costosísimos cócteles que se habrían celebrado para financiar la última campaña electoral y los indicios de aportes de la corrupta empresa constructora brasileña Odebrecht, hace una semana se reveló que en los comicios del 2011 diferentes empresarios peruanos también otorgaron millonarias sumas de dinero sin declarar a la candidata, como por ejemplo Dionisio Romero Pauletti, directivo del poderoso holding Credicorp, con el pretexto de promover el modelo económico de libre mercado.

La hoy lideresa de Fuerza Popular fue primera dama durante la dictadura de su padre Alberto Fujimori, quien en los años noventa capturó las instituciones judiciales para integrarlas en su trama de corrupción que se digitaba desde las oficinas del asesor Vladimiro Montesinos en el entonces Servicio de Inteligencia.

El ciudadano estadounidense Mark Vito, esposo de Keiko, llevaba más de una semana en una muy mediática huelga de hambre que generó más de una burla en las redes sociales. Al cierre de esta edición, se espera la pronta excarcelación de la acusada y se anuncian más protestas en su contra.

Fotos de Jai G. y Alan B.

Redacción La Plaza

Colectivo de periodistas independientes que, sabiendo lo que nos espera, no tenemos reparo en enfrentarnos al excluyente sistema económico ni al represor sistema político.